Cómo marcarse objetivos

Hace unos días mi amigo Patricio, vino a verme casi como siempre no venía muy contento. Me lo tomo como un reto personal, está enfadado consigo mismo por no cumplir tareas que se había impuesto. Me comentó,- estoy súper enfadado, y le pregunté  ¿por qué?, respondió, porque me he propuesto unas tareas súper fáciles de hacer y no las estoy cumpliendo,  le volví a preguntar, ¿qué era lo que tenía que hacer y no hacía?, y dijo, ir al gimnasio  2 veces a la semana y salir a correr después del trabajo otras 2 veces más,  yo le dije que no lo veía nada fácil.  Me preguntó ¿por qué le decía eso?, respondiéndole, que ¿cuántas veces lo hacía antes de proponerse esas tareas? la respuesta ya os la imagináis, “Ninguna”. Contesté, por eso te digo que no es tan fácil.

Patricio cayó en lo que yo llamo andar sobre el mapa, se hacen muy rápidas las rutas y siempre lo vemos todo mucho más fácil, subir la montaña es harina de otro costal. Plantearnos hacer cualquier tipo de proyecto, sobre el papel se hace y se consigue  muy bien. La teoría está muy bien, el problema viene cuando tenemos que aplicarlo. Aplicarlo es lo que cuesta, ¿de dónde sacamos la motivación para afrontar nuestros pequeños retos personales?

La motivación viene de 2 maneras, interna, la que sale de mi interior, (yo quiero hacerlo, quiero sentirme bien) o la externa (veras que cara ponen mis colegas gasto la talla 36). Pero la cosa no es nada fácil, si no contamos con un pequeño plan, con objetivos medibles, alcanzables y motivantes. Si Patricio en vez de plantearse hacer 4 veces ejercicio a la semana, se hubiera puesto 1 salida para correr y 1 día de gimnasio, quizás habría tenido éxito. El hacer estos pequeños retos, habría empezado a dejar huella en su salud, y su autoestima, ya que estaba cumpliendo con la agenda prevista. Lo contrario es, que no hacía nada porque le abrumaba tanta obligación, y cada día se sentía culpable por no hacer lo que se estaba proponiendo, con lo que eso supone en la autoestima para cualquier persona.

Si te estás planteando dar un pequeño cambio en tu vida ponte objetivos medibles semanalmente, que sean coherentes con tus posibilidades, y que te sea un reto alcanzable. Luego puedes plantarte objetivos a corto plazo, un mes, manteniendo los semanales, de esta forma será posible que alcances tu meta. Y haciéndolo todo bien igual no consigues lo que te proponías, por lo que no tiene que bajar tu motivación, solo hay que replantearse de nuevo los objetivos y adaptarlos a nuestras verdaderas posibilidades. Tendrás que ajustar lo que verdaderamente puedes hacer cuando empieces con la práctica.

Para conseguir algo en la vida, solo existe el trabajo duro y la perseverancia.

Francisco Beltrán Ortín

Un pensamiento en “Cómo marcarse objetivos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.