Francisco Beltrán

Taller Aprendizaje Eficaz | 8 claves para SER de NOTABLE (6ª edición)

Taller Aprendizaje Eficaz | 8 claves para SER de NOTABLE

Lo que te propongo en este taller es pasar del Aprobado pelado, al Notable con el mismo trabajo

Cuando: 24 de Abril del 2020

Quiero hacer la Inscripción

Horario: de 16 a 20h

Por qué hacerlo, 4 razones

  1. Cuantas veces te quedas con la mente en blanco y no sabes responder por qué los nervios te han jugado una mala pasada.
  2. Por qué te cuesta ponerte a estudiar. Por qué tienes la sensación de que no se te queda nada.
  3. Cuántas veces has tenido que volver a empezar un tema porque te has perdido y no sabes por dónde vas…
  4. Y también te habrá sucedido estudiar el día de antes y aprobar el examen, pero al día siguiente ya no te acuerdas de nada.

Estas son situaciones que se nos han dado a la gran mayoría de las personas, que hemos emprendido proyectos de aprendizaje. Lo que te propongo en este taller es pasar del Aprobado pelado, al Notable con el mismo trabajo.

El método lo he llamado MEME (Máxima Eficacia – Menor Esfuerzo)

Además si lo haces, más de 50% de lo aprendido no se te olvidará mientras sigas en activo.

Cómo y de dónde viene

Lo que voy a compartir está basado en mi propia experiencia, no es teoría, por eso es un formato taller , vamos a aprender haciendo.

Te propondré varias estrategias que solo deberás de utilizar las que mejor se adapten a tu forma de aprender.

He integrado la Psicología del deporte con la experiencia en mi proyecto de aprendizaje donde el tiempo era el bien más preciado.

De ahí el último apartado, El Rendimiento Máximo se entrena, todos podemos ser atletas de alto rendimiento en la faceta de la vida que queramos serlo, los factores que determinar el rendimiento son los mismos en todos los campos.

Con un pequeño recurso aprenderás a organizarte los repases para SER de NOTABLE.

Descubrirás de qué manera aprendes más eficazmente con un sencillo ejercicio para determinar el canal que mejor te llega.

 Lo que propongo está basado en experiencia probada, no es teoría, por eso es un formato taller , vamos a aprender haciendo

Un entrenamiento para multiplicar la velocidad lectora, al menos con estas sencillas técnicas duplicará tu velocidad lectora y comprensiva.

Un plan de repasos para poder controlar la nota que vas a obtener, si sigues este plan conseguir Notables será parte de tu día a día.

Y por último, las pautas a seguir para desarrollar tu propio plan estratégico personal. Otra herramienta de la Psicología del deporte.

Quiero Inscribirme al taller

SEDE UA Inscripción

Antecedentes

Este es un resumen de comentarios del la 1ª edición

Taller de formación – Cómo aprendemos-.

Fue una experiencia gratificante a la vez que motivadora.

Lo mejor de todo fueron los participantes 31, tenía desde una pareja de adultos que rondaría los 55 años, hasta una madre y su hijo que cursa 2º de ESO, también vinieron algún maestro, psicólogos, expertos opositores, pasando por estudiantes universitarios.

La buena acogida de este taller ha provocado hacer varias ediciones en este caso es la 6ª. Esto me ha llevado a seguir investigando y probando recursos para mejorar y llegar a al método MEME.

No hace falta tener un nivel determinado, ya que de lo que se trataba era exponer la experiencia y el método desarrollado, que ha hecho posible poder obtener una diplomatura y una licenciatura cuando empecé hace ya 21 años, si dejar de atender mi trabajo y familia.

Los asistentes participaron activamente, e hizo que hubiera bastante retro-alimentación en la sesión. Creo que lo que uno aprende, sino lo comparte sirve de bastante poco, la información y el conocimiento no pertenece a nadie, y hay que transmitirla lo mejor que se pueda.

Estamos en unos momentos críticos que ponen de manifiesto, que la formación debe de formar parte de nuestra vida, ya que en un mundo tan cambiante, no podemos quedarnos parados esperando que otros nos saquen de donde estamos.

Francisco Beltrán Ortín

  • Ldo. Psicopedagogía
  • Máster Psicología del deporte y el ejercicio físico
  • Máster Lenguaje No Verbal Científico
  • Dpdo. Educación Social

Arbitros y Jueces ¿una referencia de seguridad?

Árbitros y Jueces ¿una referencia de seguridad?

basketball_ball_sport_225796_lEn estas ultimas semanas he sido testigo de como  un arbitro puede perder su rol y querer desempeñar otro que no le corresponde. A los árbitros se les tiene porque necesitamos un juez que sea imparcial para cuando se plantean situaciones que no son permitidas en el juego pueda tomar decisiones que restablezcan la situación acontecida.

Lo mismo pasa con los jueces, necesitamos tener la confianza que cuando tenemos un conflicto el juez impartirá justicia, pero esto no es así ni en el deporte ni en los juzgados.

Un arbitro esta para dar seguridad en la cancha de juego o donde sea su puesto, no puede dejarse llevar por los sentimientos, sabiendo a lo que se expone cuando decidió hacerse arbitro. Es como cuando te disfrazas, te pones un disfraz y asumes el personaje del mismo, en el caso de algunos árbitros es el roll de «que yo sé más que nadie de esto» y aquí se hace lo que yo diga o me cargo al que me discuta algo». En los jueces esta el de lo meto al trullo por si acaso, incluso sin tener pruebas. O te acusan porque alguien dice algo aunque se mentira.

Puedo entender que son personas y como tales cometen errores, y eso lo entiende hasta el menos preparado. Pero cuando esta persona pone lo personal por delante de su cometido como Juez del evento, es cuando todo se va de madre.

Lo mismo pasa con nuestra justicia, aquí meten en la cárcel a personas sin ningún tipo de prueba solo con la declaración de otra, que miedo da esto, o si te acusan de algo que no has cometido tu y sin tener certeza de ello Ejemplo; Los chicos que han encarcelado en Barcelona, sabiendo que no fueron ellos los responsables de los disturbios, siguen dentro de la cárcel y los responsables de la denuncia falsa siguen sin decir la verdad, siendo una entidad pública el hecho es mucho más grave – Solo porque son inmigrantes siguen en la carcel. Parece que estemos en un país tercermundista, no somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, aquí somos culpables y tenemos que demostrar nuestra inocencia, una justicia que solo es para el ciudadano de a pie. Sin embargo vemos como personas como los Puyol, Fabra y muchos otros que campan a sus anchas sin que el peso de la ley les haga el más mínimo efecto.

todo_el_peso_de_la_ley_injusta

De esta modesta tribuna expreso mis reflexiones para los que están de alguna manera decidiendo lo que esta dentro o fuera del reglamento o ley, sean lo más coherentes posible y no se dejen llevar por su sentimientos o falta de auto-confianza, que los hace tomar decisiones poco acertadas y parciales. Impartir paz y no crispación es su cometido y ellos no pueden ser los protagonistas de ninguna manera del encuentro o juicio. Son los jugadores o las personas que tienen que solventar una cuestión las que son las importantes.

Por eso les pido que hagan bien su trabajo y que sean ese referente que necesitamos en estos momentos que estamos viviendo, si perdemos la Fe en estos estamentos, el vale todo se adueñara de nuestra sociedad.

Francisco Beltrán

 

Jorge Bucay

Mejora tu rendimiento ¿Cómo saber hasta donde puedes llegar?

Mejora tu rendimiento ¿Cómo saber hasta donde puedes llegar?

Voy a compartir este relato del libro -Déjame que te cuente- de Jorge Bucay, en la relación que tenía con un joven que presuntamente asistía a su consulta.

Jorge es un psicólogo conocido por, poner los cuentos como metáforas de aprendizaje comprensible, un recurso muy potente para entender mejor el mensaje y fácil de recordar.

Jorge Bucay

Este es un ejemplo que sirve para aplicar esta metáfora a la mejora del rendimiento en cualquier ámbito de nuestra vida.

Aquí empieza el relato;

Demian- Yo me quejaba por entonces de no recibir la aceptación franca de mis padres, de no ser el compañero elegido de mis amigos, de no poder lograr el reconocimiento en mi trabajo.

Jorge—Hay una vieja historia de un joven que concurrió a un sabio en busca de ayuda. Su problema me hace acordar al tuyo.


 

Anillo
Anillo magico
El Cuento: El Verdadero valor del Anillo

—Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?

 

El maestro, sin mirarlo, le dijo:

—Cuánto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Quizás después… –y haciendo una pausa agregó—

Si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este tema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar.

—E… encantado, maestro –titubeó el joven pero sintió que otra vez era desvalorizado y sus necesidades postergadas.

—Bien –asintió el maestro.

Se quitó un anillo que llevaba en el dedo pequeño de la mano izquierda y dándoselo al muchacho, agregó –toma el caballo que está allí afuera y cabalga hasta el mercado.

Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda.

Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro.

Vete antes y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas.

El joven tomó el anillo y partió. Apenas llegó, empezó a ofrecer al anillo a los mercaderes.

Estos lo miraban con algún interés, hasta que el joven decía lo que pretendía por el anillo.

Cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban vuelta la cara y sólo un viejito fue tan amable como para tomarse la molestia de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla a cambio de un anillo.

En afán de ayudar, alguien le ofreció una moneda de plata y un cacharro de cobre, pero el joven tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro, y rechazó la oferta.

Después de ofrecer su joya a toda persona que se cruzaba en el mercado –más de cien personas— y abatido por su fracaso, montó su caballo y regresó.

Cuánto hubiera deseado el joven tener él mismo esa moneda de oro.

Podría entonces habérsela entregado al maestro para liberarlo de su preocupación y recibir entonces su consejo y ayuda.

Entró en la habitación.

—Maestro –dijo— lo siento, no es posible conseguir lo que me pediste. Quizás pudiera conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que yo pueda engañar a nadie respecto del verdadero valor del anillo.

—Qué importante lo que dijiste, joven amigo –contestó sonriente el maestro—. Debemos saber primero el verdadero valor del anillo.

Vuelve a montar y vete al joyero. ¿Quién mejor que él, para saberlo? Dile que quisieras vender el anillo y pregúntale cuánto te da por él. Pero no importa lo que ofrezca, no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo.

El joven volvió a cabalgar. El joyero examinó el anillo a la luz del candil, lo miró con su lupa, lo pesó y luego le dijo:

—Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya, no puedo darle más que 58 monedas de oro por su anillo.

¡¿58 monedas?! –exclamó el joven.

—Sí –replicó el joyero— Yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de 70 monedas, pero no sé… Si la venta es urgente…

El joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido.

Siéntate –dijo el maestro después de escucharlo—. Tú eres como este anillo: una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede evaluarte verdaderamente un experto. ¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?

Y diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo pequeño de su mano izquierda.


 

La lección más importante que podemos recibir es;

Aunque a veces recibamos información de personas que son supuestos expertos, deberemos contrastarlas con verdaderos expertos, que no estén influidos por su propia opinión que influye a la hora de ver el potencial de la persona en cuestión.

Francisco Beltrán Ortín