Jugamos como Entrenamos

Jugamos como Entrenamos

Jugamos como entrenamos: Actitud

La actitud es la forma de actuar de una persona, el comportamiento que emplea un individuo para hacer las cosas. En este sentido, se puede decir que es su forma de ser o el comportamiento de actuar, también puede considerarse como cierta forma de motivación social -de carácter, por tanto, secundario, frente a la motivación biológica, de tipo primario- que impulsa y orienta la acción hacia determinados objetivos y metas. Wikipedia

Formar parte de un equipo

Hace unos pocos años en la pre-temporada del club de baloncesto V74 donde colaboraba como entrenador en un equipo de chavales de 13-14 años, categoría Infantil. En los entrenamientos siempre les decía que al final, jugamos como entrenamos.

Era un equipo con mucho potencial, eran y son buenos chavales, pero su falta de madurez hacía que no entendieran lo importante que es formar parte de un equipo.

Mi obejtivo era  lograr que a final de temporada lo fueran, y me daría por satisfecho si conseguía que al menos lo intentaran.

Conocerse es la 1ª clave

Una de las cuestiones básicas para poder formar un equipo que opere con un rendimiento superior a la media, es  el conocimiento a nivel personal. A nivel de características técnicas, cada uno de los miembros del equipo de be de conocer sus talentos y sus carencias. Sobre todo el que dirige al grupo tento fuera como dentro de la cancha.

UBUNTU: Somos leales

Ubuntu: es una regla ética sudafricana enfocada en la lealtad de las personas y las relaciones entre éstas. La palabra proviene de las lenguas zulú y xhosa. Wikipedia

Formar parte de un  equipo deben entenderse como una unidad leal e indivisible.

La experiencia me dice que cuando nos enfrentamos a retos más difíciles, es cuando el equipo es más necesario.

Esa es la actitud necesaria, cada entrenamiento debe de contar, al final el resultado es la suma de lo que hemos trabajado.

De hecho, solo cuando nos incomoda lo que hacemos, es cuando estamos progresando si sabemos aprovecharlo.

Conocernos a nosotros y conocer a nuestros compañeros, hace que podamos aprovechar mejor sus habilidades.

Partido de baloncesto Cadetes
Imagen de varios jugadores y de fondo un tapón del jugador blanco (Fran Beltrán) al naranja

Encuentra tu lugar

Cada jugador al igual que una persona común, tienen un lugar o una posición donde se encuentra bien y puede dar lo mejor de si.

Si observamos a nuestro alrededor, y nos ponemos en lugar de un observador, podremos darnos cuenta, como hacer que nuestros compañeros sean mejores, y obtendremos la gran satisfacción de haber ayudado a otros a superarse, y ser cada vez un poco mejores.

El eslabón más débil

Los equipos son como las cadenas, se rompen por el eslabón más débil, hay es cuando se nota la calidad de un equipo, y el nivel de sus componentes.

Si no apoyamos a nuestros compañeros, nuestro futuro lo ponemos en peligro, ya que de una u otra manera, al final el equipo desaparece.

Phill Jackson entrenador de los Bulls y los Lakers, el más lauredao de la historia reciente del baloncesto comentaba sobre la fuerza del grupo. Hablaba de la fuerza del anillo. Los equipos son como los anillos la fuerza reside en esa unidad del grupo.

El anillo simboliza la unidad y la equidad, todos son igual de importantes dentro del grupo.

Cada jugador tiene que descubrir su propio destino. Algo que he aprendido como entrenador es que no puedes imponer tu voluntad a los demás. Si quieres que se comporten de otra manera, tienes que servirles de fuente inspiración para que cambien por sí mismo…Siempre me ha preocupado que los jugadores piensen por sí mismos a fin de que sean capaces de tomar decisiones difíciles. Siempre quise ver a cada jugador como una persona, no como una máquina de baloncesto. Esto significa que tienes que empujar al jugador a descubrir sus cualidades, lo que podría llegar a hacer con sus tiros o asistencias. ¿Cuánto valor tiene? ¿Y resistencia? ¿Cómo gestiona ese carácter bajo presión? He entrenado muchos jugadores que no parecían especiales sobre el papel, pero el proceso de crear un rol para ellos les hace crecer y convertirse en unos campeones. Phill Jackson

Conclusión

Por ultimo mencionar que no podremos obtener los mejores resultados si no pagamos el precio.

La actitud con la que nos enfrentamos a la tarea, marcara nuestro resultado.

Si operamos con niveles del 50 o 60% de trabajo, cuando tengamos que enfrentarnos a nuestra realidad o partido, no superaremos ese porcentaje de rendimiento. Jugamos como entrenamos.

Hay personas extraordinarias como las personas con discapacidad, demuestran un plus de actitud al intentar superarse día a día, esto los hace crecer como personas. Eso es la actitud.

En la pelicula Campeones lo dejan bastante claro.

Campeones cartel de la pelicula
Campeones, pelicula española de la realidad de las personas con discapacidad

Y tú ¿como entrenas? deja tu reflexión.

Francisco Beltran
Francisco Beltran, consultor y formador en gestión de personas

Cuando el miedo no deja avanzar

Cuando el miedo no deja avanzar

Cuando el miedo no deja avanzar

Introducción:

Estuve invitado al pograma  #inter_redes de #TVintercomarcal cuando estaba en antena.

En el transcurso de la misma surgió el tema, del problema que tenían personas con mucha experiencia y preparación en la red social profesional Linkedin.

El entrevistador me hizo esta pregunta, ¿si era bueno o no tener todo tu historial y logros en la red? ya que se había detectado, que descartaban en selecciones de personal a personas muy bien preparadas por exceso curricular.

Miedo a los que te rodean

Mi respuesta fue rotunda;

Si una empresa no te escoge por exceso de curricular, es porque esa empresa, organización, club deportivo, asociación…

La dirige alguien que tiene miedo a que entre alguien mejor preparado que él mismo en su organización, y le mueva el puesto, cosa que no suele pasar con las personas con un indice de auto-confianza medio- alto.

Ya que verían como una oportunidad de mejora en su organización, no como una amenaza.

Por el contrario el que ve como una amenaza contratar personas con amplia experiencia y preparadas, solo esta cavando su propia tumba.

El miedo a no sé qué

El miedo le vuelve a uno tonto

Josef Rattner

Esta cita la he usado en varias ocasiones. Es el titulo de un capitulo del libro- La personalidad del hombre Autor Josef Rattner.

Viene a decir que hay como una situación que se dá mucho en la escuela. Cuando no entiendes algo y no preguntas por creer que todo el mundo menos tu lo ha entendido.

Lo cierto es que la mayoría tampoco lo han entendido y se quedan sin la información por el miedo a parecer tonto. Lo que al final lo convierte en realidad, como una predicción autocumplida.

Los grandes eligen a los mejores

Los empresarios y dirigentes de organizaciones verdaderamente grandes , eligen a los mejores que pueden contratar. 

Porque eso le aportara valor a la organización y de seguro será beneficioso para el desarrollo de sus proyectos de presente y futuro.

llave-magica-2Nadie sabe cual es la llave mágica que hará que todo funcione a la perfección, aunque lo que si sabemos es, que la experiencia es algo que hay que vivir y no se puede estudiar y tampoco comprar.

Experiencia: un valor que no se puede comprar

El valor de cumplir años está en la acumulación de experiencias vividas,  hacen de la persona cada vez sea un poco más sabia.

Por eso como comenté en la entrevista, que alguien que todavía no ha cumplido 29 años, le falta sobre todo saber gestionarse a sí mismo, antes de querer gestionar empresas, organizaciones,  o a otras personas.

Para finalizar solo remarcar que, 1º deben de tener las experiencias, para luego tener una visión de conjunto que todavía no tienen.

Luego hay 3 caminos a tomar, cometer errores y aprender, buscar  algún mentor que los pueda guiar en el desarrollo de nuestra carrera, o contratar a un experto como bien decía Napoleón Hill en su libro.

Al final cada uno decide el camino que va a tomar.

Alcanzando metas

Alcanzando metas

Alcanzando Metas

Cuando en alguna parte del mundo surge un caso de éxito muchas personas acuden y lo investigan, desean obtener «eso» qué hizo que aquella empresa, aquella organización, aquella persona o aquel grupo de personas lograran ese nivel de eficiencia y calidad en la consecución de un objetivo importante.

Ejemplos hay varios, ¿pero el modelo se puede aplicar sin más?

La cuestión aquí es, ¿Sólo basta con implementar alguna metodología de calidad para lograr calidad, o eficacia?, ¿Bastaría con implementar lo hecho en Zara en otra empresa de confección para lograr sus estándares de eficiencia?

¿Bastaría implementar los entrenamientos de Toni Nadal para tener otro Rafa Nadal?

En pocas palabras, ¿Qué complica todo y hace que exista una alta probabilidad de fracaso en una implementación de este tipo?

LLegar a la cima

No hace falta pensar mucho para darnos cuenta que existen otros factores como;

  • la cultura,
  • las técnicas utilizadas por las personas que están implicadas,
  • el ecosistema en el que se desenvuelven esas personas,
  • lo realmente adaptado que están los procesos al contexto en el que se desea implantar esos procesos de calidad y eficacia etc.

He visto varias veces que el gran error de muchos intentos de mejora personal u organizacional se da debido, a que sólo se consideran parte de los factores, no contempla la totalidad del conjunto.

Se está parapetado en los modelos que habían funcionado hasta ahora, sin pensar que el modelo vigente no tiene nada que ver con el antiguo.

Este nuevo modelo se basa en la relación entre las personas, podemos tener los mejores manuales, los mejores expertos, a los mejores jugadores o el mejor entrenador.

Aunque todos sabemos que si los componentes (PERSONAS) no están implicados, no tendremos el éxito esperado.

Una relación exitosa del tipo que sea, es una que se basa en el mismo concepto que el Budismo solo podremos alcanzar nuestros objetivos, ayudando a los demás ha alcanzar los suyos.

En el caso de las personas alcanzaremos nuestros objetivos ayudando a otros a conseguir los suyos.

En las organizaciones son estas las que tienen que dotar de las herramientas y recursos para que sus colaboradores alcancen su propias metas.

Alcanzar metas empieza con dejar de mirarse al ombligo y darse cuenta quien necesita de nosotros, nos sacará del circulo vicioso de querer solo nuestro propio beneficio, y nos abrirá los ojos que para alcanzar nuestros objetivos, necesitamos de la ayuda de otros.

Y tú te has planteados ya tus metas?
Francisco Beltran
Francisco Beltran, consultor y formador en gestión de personas