8 condiciones necesarias para rendir al maximo

8 condiciones necesarias para rendir al maximo

8 condiciones necesarias para rendir al maximo

Introducción

En un estudio que se hizo en los años 80 a los atletas estadounidenses les preguntaron, cuales eran las sensaciones y pensamientos que tenían cuando se enfrentaban a grandes retos.

Manifestaron un sentimiento de poder hacerlo bien, muy enfocados en el presente.

Con altas expectativas de éxito, a la vez que se encontraban en un estado de paz y relajación interior, que no sabían muy bien como describirlo.

Es lo que les hacía estar en posesión de todas sus capacidades atléticas y psicológicas para el desarrollo de sus diferentes pruebas.

Esto que parecía ser de dominio de unos pocos.

Aunque la Psicología deportiva desarrollada por los soviéticos sacaba a relucir, que esos procesos podrían ser entrenados para obtener un alto rendimiento deportivo y personal.

Sintetizando el proceso de 8 condiciones que debían de entrenarse, y a la vez son parte del conjunto necesario para alcanzar lo que ellos llamaron, Rendimiento Máximo.

Vista de un lago en calma
Meditacion

1º Condición: Mente relajada

Tener una mente relajada hace que se perciba el reto deportivo de forma más objetiva.

Al no dejarse influir por pensamientos o sensaciones que nos harían perder el punto de mira adecuado.

En estos momentos han proliferado las actividades de control mental con influencias orientales como el Yoga, que practican ejercicios de meditación para conseguir una mente relajada.

2ª Condición: Físico Relajado

Como he comentado cada condición se supedita a las anteriores, y para conseguir un físico relajado debemos tener la mente relajada.

El Dr. Jacobson desarrollo su método de relajación, para el control de estrés que lo que conseguía era, que el alumno pudiera tomar conciencia de su cuerpo cuando estaba relajado, y cuando estaba tenso.

3ª Condición: Seguro/a y optimista

Se ha descubierto que una persona optimista le cuesta mucho menos conseguir las 2 condiciones anteriores que uno pesimista.

Está relacionado con las expectativas de éxito, la fuerza mental, física, y el control de la situación.

Escalada maximo exponente del presente

4ª Condición: Concentrado en el presente

Esto hace que todo lo que ha pasado, o tiene que pasar, no afecta la condición de la persona. Su atención está centrada solamente en lo que ocurre en el momento actual.

No se deja interferir por fallos, aciertos, o resultados que tengan que ocurrir.

Como decía otro de los grandes: Be water my friend

Bruce Lee
ENERGIA

5ª Condición: Lleno de energía

Es clave tener energía, y eso se consigue con sentido común, descanso, una dieta equilibrada, apropiada a la condición y necesidades de cada persona.

6ª Condición: Conciencia extraordinaria,

Esto se da cuando la persona es capaz de sincronizar sus imágenes mentales, con lo que está ocurriendo en ese momento, con una percepción de lo que ocurre asombrosa.

CONTROLANDO

7ª Condición: Bajo control

Yo lo llamo la mirada del lobo. Es estar concentrado en lo que pasa, sin dejarte llevar por los sentimientos.

Lo que llamaba Phil Jackson (Entrenador de los Bulls y los Lakers) actuar con agresividad sin violencia.

Phil Jackson – Canastas Sagradas

8ª Condición: Dentro de la armadura,

Cuando se dan todas las condiciones anteriores, es cuando nos sentimos como si fuéramos invencibles, se logra cuando eres capaz de fijar toda tu atención, energía y expectativa de éxito, ¡a más no poder!

Acordaros de la final del Rolan Garros de 2014, Nadal cumplía con todo lo anteriormente citado. Al final vence el que cree que va a ganar.

Resumiendo, cuando cumplimos con todos estos requisitos es cuando experimentamos lo que llamaríamos en lenguaje coloquial,

“Estar en Piloto Automático”.

Francisco Beltrán

“He fallado más de 9.000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 partidos. En 26 ocasiones confiaron en mí para realizar el tiro que nos daría la victoria, y fallé. He fracasado una y otra, y otra vez en mi vida. Y es por eso que tengo éxito”.


Michael Jordan

Que pasaría si todos intentáramos ser mejores cada día?

Comenta lo que tú piensas.

Blibliografía utilizada:

Rendimiento al maximo – Garfield, Charles A. 1987

Inteligencia Emocional – Una clave en la toma de decisiones

inteligencia emocional

Inteligencia Emocional – Una clave en la toma de decisiones

Inteligencia Emocional

Daniel Goleman acuño el término –Inteligencia Emocional-IE-a la facultad de una persona para enfrentarse a situaciones de tensión sin perder la compostura.

Básicamente se trataba de tomar decisiones con la razón y no con el instinto básico de supervivencia o decisiones basadas en las emociones.

Según su teoría debíamos dejar un espacio temporal de 6’’ para que el mensaje llegará a nuestra parte del cerebro más moderna, lo que se denomina corteza cerebral, que era donde se producía la reflexión razonada sobre lo que estaba pasando.

Si no dejamos ese tiempo transcurrir, lo que estábamos haciendo era tomar decisiones con nuestra parte primitiva la parte asociada al instinto de supervivencia,  o lo que podría ser también poco recomendable, nuestra parte emocional, la que alberga nuestras emociones (Ira, tristeza, Alegría…).

inteligencia emocional
Inteligencia Emocional

¿Y qué pasa con la inteligencia emocional?

Para no alargarme mucho pondré un ejemplo; ha sido con entrenadores de equipos deportivos, donde el factor común es la juventud de los mismos, está claro que no podemos meter a todos en el mismo saco, pero lo que sí que les unía era, que en situaciones más estresantes tomaban decisiones con la parte emocional del cerebro.

Lo que sucedía en ese momento, es  lo que yo denomino el síndrome de los últimos 10’; equipos con rivales que habían sido inferiores hasta ese momento, eran superados a raíz de esa toma de decisiones emocional.

La falta de IE por su falta de experiencia de los responsables técnicos, hace que las decisiones que toman conduzcan a los equipos a una situación de no alcanzar la meta esperada.

Tomar decisiones importantes sin la reflexión adecuada, tiene como consecuencia un riesgo muy alto de no acertar.

toma de decisones
Psicología deportiva

Experiencia de vida

Esto está relacionado con la experiencia de vida,  con nuestra herencia genética y el contexto social.

Hay personas que les viene de serie, son mucho más reflexivas desde pequeños, y otros como puede ser el caso anterior, o yo mismo en mis años más jóvenes, somos o hemos sido como se dice coloquialmente, mas viscerales.

De ahí la necesidad de desarrollar nuestra IE, si no hemos sido agraciados con esa cualidad cuando nacimos.

Y esto es como todo en la vida, se puede entrenar hasta que forme parte de uno mismo o no, en mi caso todavía sigo entrenando.

Muchos pueden decir que son como son porque les viene de herencia, pero también son ellos los que deciden si siguen con ese patrón, o empiezan a cambiarlo.

A esto se le llama PANDETERMINISMO; estoy determinado y no hay posibilidad de cambio.

Al final la decisión de hacerlo o no, solo es de uno mismo.

¿Y tú eres de los agraciados con IE o tienes que empezar a ENTRENARTE?
Deja tu opinión:

Francisco Beltran Ortin
Francisco Beltran Ortin

Solamente destacaremos, si pagamos el precio

Solamente destacaremos, si pagamos el precio

rendir al maximo
rendir al maximo

Javi amigo Judoka me comentaba que conoció a la campeona olímpica  de Judo la cubana Ynais Ortiz, me explicó como se fabricaba a un oro olímpico. Según la observación de mi amigo Javi, el entrenador de la cubana comentó como entrenaba su atleta 6 sesiones de 8h a la semana para hacer posible este resultado, había que sumarle la actitud de entrega de la judoka, ya que gracias a ella su familia puede vivir sin apreturas. Con esta introducción me surgen varias peguntas; ¿Por qué solo unos pocos como ella son los que llegan?, ¿Cuál es la gran diferencia del que llega?, estas y muchas más son las preguntas que nos hacemos. Pero otra sería ¿cuál es el precio que hay que pagar para poder conseguir una meta de igual nivel? y ¿Cuántos estamos dispuestos a pagar el precio, en el ámbito que nos queramos desarrollar?

Hay que tener en cuenta que no solo es la dedicación a la tarea lo que nos hará excelentes o mejores en el desempeño, influye el talento innato de cada uno. Cuando confluye, el talento, la dedicación, el esfuerzo supremo y la perseverancia, podemos llegar a conseguir lo que nos hemos propuesto. Pero no nos engañemos, conseguir ser el nº 1 no solo depende de nosotros, hay un innumerable nº de personas que aspiran a ese mismo lugar. Por lo tanto nuestro objetivo debe de ser llegar a lo mejor que podamos ser, dando importancia al esfuerzo y menos al resultado.

Cuando hacemos algo al límite de nuestras posibilidades es cuando alcanzamos la meta principal, hacer el máximo de nuestra capacidad. Eso solo se consigue si cada día nos esforzamos un poco más que la vez anterior, nos implicamos más, no caemos en el desanimo sea el resultado que sea, seguimos y no buscamos EXCUSAS para abandonar.

Hay una experiencia que he vivido y de la que estoy convencido; Solo de las derrotas y los fallos, podemos aprender, está en nosotros tomar la decisión de hacerlo, o no hacerlo. O buscar el pretexto para no seguir intentándolo.  El éxito muchas veces esconde nuestras debilidades, y puede ser un obstáculo para avanzar.

Puedo decir que de esto sé un poco, abandoné una actividad, en la que tenía un talento especial, con la excusa de que otros eran los culpables de que no consiguiera mi meta, pero el tiempo me ha enseñado que fui yo el que tiró la toalla y no pago el precio, era más cómodo no asumir la responsabilidad.

Esta reflexión puede atribuirse a cualquier ámbito de nuestra vida; trabajo, familia, deporte, estudios. ¿Cuánto tiempo vamos a seguir poniendo excusas? ¿Cuándo empezaremos a trabajar por nuestro objetivo? ¿Estaremos dispuestos a pagar el precio?…

Por lo tanto la próxima vez que decidas no seguir luchando por algo, piensa muy bien de quien depende esa decisión, porque lo más seguro es que solo dependa de ti.

Si no sabes cómo seguir, tienes una consulta gratis a través de mi web, por skype o mail, te ayudaré a  encontrar la motivación necesaria para seguir luchando.

Francisco Beltrán Ortín