Ser Padre también es Actitud

Ser Padre también es Actitud

Ser Padre también es Actitud

El día 12 de abril, ofrecí una charla coloquio para padres que tuvieran inquietud por ayudar a sus hijos a mejorar en el deporte y como personas. Resulto una experiencia bastante gratificante, la sala se llenó y esto dice mucho de la actitud de los padres de Caudete. Se puede decir sin riesgo de ser presuntuoso, de que son padres con un nivel de conciencia superior a la media. Porque digo esto; estoy seguro de que faltaron bastantes más de los que fueron, no se enteraron o no podían simplemente, pero los que sí que estuvieron hicieron el esfuerzo de ir y eso los honra como tales.

Hablamos de actitud, una actitud de mejora continua, un modelo de superar pequeños retos para llegar a los grandes, una saber hacer… El reto que les puse no es fácil, ya que si tenían algo que hacer que lo llevaran a la práctica, ya que sin acción no hay cambios, son los pequeños cambios los que al final te llevan a las grandes metas.

Ser Padre  es actitud y para nada es fácil, pero sin duda alguna es uno de los proyectos que más nos motivan y que supone un reto de los más difíciles a los que nos enfrentamos en la vida. Pero como todo se puede aprender, si tenemos la actitud cada día podremos mejorar en nuestra preparación de padres y madres.

Y no debemos olvidar la frase de este genial entrenador: “Cuando intentáis hacerlo lo mejor posible siempre sois ganadores, aunque el otro equipo haga más puntos”. John Wooden entrenador de Baloncesto de UCLA

No lo olvides, Ser Padre también es Actitud, porque siguiendo ese camino te llevará a la Aptitud de de ser padre.

Francisco Beltrán Ortín

Formar equipo- La filosofía del desinterés

Formar equipo- La filosofía del desinterés

Formar equipo- La filosofía del desinterés

Phill Jakson entrenador de los Chicago Bullls en los 90 y de los LA Lakers en 2000, ha sido uno de los entrenadores que más anillos de la NBA ha conseguido en un periodo tan corto. Su gran paciencia hacía de él, el entrenador en la sombra, pocas veces se le veía levantar la voz a los jugadores, y llamaba la atención verlo la mayoría del tiempo sentado tomando notas.

Nadie puede poner en entredicho su valía, el juego que desarrolló se basada en un ideal que tenía sobre el baloncesto, lo llamaba el juego del desinterés, este tipo de juego suponía que los jugadores formaran parte de algo más grande que ellos mismos, y que siempre vieran lo mejor para el conjunto y  no para ellos personalmente. Nadie duda que le funcionó y que obtuvo los mejores resultados. Algunos pensareis que es obvio, pero en la ultima Euro-Basket, el entrenador de nuestra selección hizo un comentario sobre los jugadores y su gran generosidad, aludiendo que se mantuvieron cohesionados luchando por un objetivo común olvidándose de sus objetivos personales, cosa que en Turquía el año anterior no pasó. La diferencia creo que todos la sabemos.

Formar equipo es muy difícil en equipos de cualquier categoría o de trabajo asumir esta forma de trabajo, sobre todo para los mediterráneos, nos asusta trabajar en equipo, todos se ponen en la boca el trabajo en equipo pero se oyen cosas como, mejor solo, quien quiere un socio, los socios termina engañándote, siempre se aprovechan de uno… Incluso se pueden llegar a inventar  situaciones que no están sucediendo y así crear un mal ambiente. Lo cierto es, que hasta en los equipos de infantil queremos que nuestro hijo sea el que meta el gol, no nos conformamos con que aporte su trabajo al equipo, les decimos cosas como; el que mete goles es el que juega, no se la pases a otro si puedes tirar tú… Si desde que somos niños nos están diciendo que no le pasemos el balón a nuestro compañero de equipo, como esperamos luego de adultos poder trabajar en equipo.

Phill ya lo ha demostrado, jugando con desinterés se consiguen cosas mucho más grandes que lo que habríamos obtenido solos por nuestra cuenta, y cuanto antes aprendamos que para poder llevar una vida plena debemos aprender a jugar en equipo y que el beneficio colectivo prime sobre el propio, siempre de una forma u otra saldremos ganando.

Formar equipo – La filosofía del desinterés, nos da una visión que pasa por ayudar a otros a conseguir sus metas, mientras alcanzamos la nuestras.

Francisco Beltrán Ortín