Formar equipo- Rescatar a los Disidentes

Formar equipo- Rescatar a los Disidentes

Formar equipo- Rescatar a los Disidentes

Introducción

En el anterior articulo sobre formar equipo exponía la filosofía que convirtió a los Bulls, en el equipo de baloncesto revelación de los 90, de la mano de su entrenador Phill Jakson. en esta nueva entrega.

Quienes son los Disidentes

Hablaré de los DISIDENTES, quienes son; estas personas son las que se alejan del grupo, porque piensan que no son reconocidos por su valía, creen que no se les entiende o que deberían tener otro estatus dentro del grupo, esto puede poner en peligro la cohesión del grupo si no se sabe manejar con mucha mano izquierda.

Normalmente son  personas con cierto carisma y cuentan con el apoyo de algunos miembros del equipo.

Porqué es importante rescatarlos

Si el entrenador o gerente sea el caso deportivo o empresarial, se distancia de estas personas, cada vez será mucho más difícil la reconciliación, llevando al equipo a una lucha de poder estéril.

En situaciones límite no podemos permitirnos el lujo de perder a estas personas, ya que son un pilar fundamental en el sostenimiento del grupo, por lo que si si seguimos con el enfrentamiento acabará por romper la cohesión que hubiera dentro del grupo, con lo que ello supone. No podemos permitirnos el lujo de no contar con todo el talento que dispone la organización.

Frase de equipo

Una máxima que debe de primar dentro de los equipos debe de ser _ Vivimos juntos o Morimos juntos_ (Shackleton 1er explorador de la Antártida)  nadie puede quedarse fuera.

Fomar Equipo
Team Building

Qué es un equipo

A diferencia de un grupo, como ya sabemos el equipo comparte el mismo objetivo, en el caso de un equipo deportivo es ganar títulos, en el caso de las empresas es generar beneficios.

En ambos casos los objetivos parecen ser los mismos, pero solo lo parecen. En los equipos deportivos, tomemos el caso LLorente (Alt.Bilbao temporada 2015) se vio como los intereses particulares primaban sobre el equipo, haciendo mella en juego y los resultados del resto del equipo.

Esto es un ejemplo de como una mala gestión de un disidente puede hacer caer a todo el equipo, empresa u organización.

Quien tiene la culpa, pues el demonio quien si no. Las emociones nublan la razón y en este caso fueron muy perjudiciales para toda la organización.

Qué hacer en estos casos

Lo 1º que se nos viene a la cabeza, es lo que le hicieron al jugador del Bilbao, excluirlo. Pero esto como demuestra la realidad solo trae malos resultados.

Lo que se debería hacer, es intentar atraer a dichos disidentes, con otras responsabilidades, o si no hay otra solución, no poner obstáculos para que su salida no sea traumática .

No se trata de ceder, se trata de buscar un punto de encuentro entre su posición y la nuestra, si nosotros intentamos acercarnos en vez de alejarnos, la otra parte por reflejo hará lo mismo.

De esta forma todos ganan, ya que si no hay más remedio que convivir, no es mucho mejor haciéndolo de buena gana.

El Viaje del Ernest Shackleton

La situación actual se describe muy acertadamente por el explorador protagonista de este post:

“Se buscan hombres para viaje peligroso. Salario bajo, frío extremo, largos meses en la más completa oscuridad, peligro constante, y escasas posibilidades de regresar con vida. Honores y reconocimiento en caso de éxito.
Ernest Shackleton”
Team Building
La metáfora del barco atrapado en el hielo, la podemos  trasladar a abandonar un sitio con relativa seguridad, pero que sabemos que moriremos si no nos ponemos en marcha, aunque eso suponga una gran esfuerzo, por estar en un terreno desconocido, y en condiciones extremas.
No salir del barco puede suponer la desaparición total de nuestra organización, o equipo, y deberemos afrontar desafíos que hasta ahora no habíamos tenido.
En este contexto son necesarios todos nuestros recursos, ya que entre todos es más fácil arrastrar la pesada carga en las situaciones extremas.

Formar equipo

Formar Equipo es una de las tareas más difíciles a las que se enfrenta un líder  en el campo que sea, deportivo, empresarial, social, político o familiar. Es cuestión de personas, y como tales debemos gestionarlas.

Tu opinión es muy importante;

¿Y tu que experiencia has tendio con un equipo? ¿Cómo lo solucionaste? ¿Te salió bien la jugada?

Francisco Beltran Ortin

Alcanzando metas

LLegar a la cima

Alcanzando Metas

Cuando en alguna parte del mundo surge un caso de éxito muchas personas acuden y lo investigan, desean obtener “eso” que hizo que aquella empresa, aquella organización, aquella persona o aquel grupo de personas lograran ese nivel de eficiencia y calidad en la consecución de un objetivo importante. Ejemplos hay varios, ¿pero el modelo se puede aplicar sin más?
La cuestión aquí es, ¿Sólo basta con implementar alguna metodología de calidad para lograr calidad, o eficacia?, ¿Bastaría con implementar lo hecho en Zara en otra empresa de confección para lograr sus estándares de eficiencia?
¿Bastaría implementar los entrenamientos de Guardiola para lograr otro Barça?
En pocas palabras, ¿Qué complica todo y hace que exista una alta probabilidad de fracaso en una implementación de este tipo?

LLegar a la cima

No hace falta pensar mucho para darnos cuenta que existen otros factores, como la cultura, las técnicas utilizadas por las personas que están implicadas, el ecosistema en el que se desenvuelven esas personas, lo realmente adaptado que están los procesos al contexto en el que se desea implantar esos procesos de calidad y eficacia etc.
He visto varias veces que el gran error de muchos intentos de mejora personal u organizacional se da debido, a que sólo se consideran parte de los factores, no contempla la totalidad del conjunto.

Se está parapetado en los modelos que habían funcionado hasta ahora, sin pensar que el modelo vigente no tiene nada que ver con el antiguo.
Este nuevo modelo se basa en la relación entre las personas, podemos tener los mejores manuales, los mejores expertos, a los mejores jugadores o el mejor entrenador, pero todos sabemos que si los componentes (PERSONAS) no están implicados, no tendremos el éxito esperado.
Una relación exitosa del tipo que sea, es una que se basa en el mismo concepto que el Budismo solo podremos alcanzar nuestros objetivos, ayudando a los demás ha alcanzar los suyos, en el caso de las personas alcanzaremos nuestros objetivos ayudando a otros.
En las organizaciones son estas las que tienen que dotar de las herramientas y recursos para que sus colaboradores alcancen su propias metas.
Alcanzar metas empieza con dejar de mirarse al ombligo y darse cuenta quien necesita de nosotros, nos sacará del circulo vicioso de querer solo nuestro propio beneficio, y nos abrirá los ojos que para alcanzar nuestros objetivos, necesitamos de la ayuda de otros.

 

Francisco Beltrán Ortín
Puedes opinar en:
http://mentesabiertas.com

Estar pendiente de lo que ya ha pasado limita tu rendimiento

Estar pendiente de lo que ya ha pasado limita tu rendimiento

Estar pendiente de lo que ya ha pasado limita tu rendimiento, es habitual que cuando recibimos un estimulo que nos saca de lo normal, tenemos la tendencia de resistir o enjuiciar, esto provoca que no experimentemos las opciones que se nos están presentando y sin poder evaluar verdaderamente la experiencia del momento. Al resistir no fluimos y dejamos que nuestra mente no haga lo que mejor sabe, experimentar y hacer.

Tendemos a envolvernos en una discusión interna que nos hace perder lo que está pasando y por tanto no apreciar lo que sucede.

Esto es habitual en contextos deportivos donde después de un error se pierde la concentración, hace que nuestro rendimiento baje considerablemente.

Lo mismo ocurre cuando nos presionamos por el resultado, sobre todo cuando tenemos el punto clave para ganar y no somos capaces de hacerlo, un ejemplo; un tiro libre en los últimos segundos, o la tanda de penaltis en una final.

Cuando dejamos de disfrutar y de solo hacer, queremos controlar,  y lo que conseguimos es ponernos rígidos y descoordinados, con lo que al final nos sale peor lo que esperamos hacer.

Esto tiene aplicación en todas las facetas de nuestra vida, con nuestra pareja, en nuestro trabajo, con los hijos, con los amigos, si nos perdemos en nuestra conversación interna, nos perdemos lo que ocurre, y por lo tanto dejamos de vivir el momento.

La solución viene por prestar atención, el cerebro solo puede hacer una cosa al mismo tiempo, si nos concentramos en lo que pasa, nos daremos cuenta de lo que nos estamos perdiendo.

Trato de no pensar en el mañana; el futuro no existe, dicen los indios del altiplano, sólo contamos con el pasado para extraer experiencias y conocimientos, y el presente, que es apenas un chispazo, puesto que en el mismo instante se convierte en ayer.

Isabel Allende en -Paula-

 

Francisco Beltran Ortin