Cómo marcarse objetivos

Cómo marcarse objetivos

Hace unos días mi amigo Patricio, vino a verme casi como siempre no venía muy contento. Me lo tomo como un reto personal, está enfadado consigo mismo por no cumplir tareas que se había impuesto. Me comentó,- estoy súper enfadado, y le pregunté  ¿por qué?, respondió, porque me he propuesto unas tareas súper fáciles de hacer y no las estoy cumpliendo,  le volví a preguntar, ¿qué era lo que tenía que hacer y no hacía?, y dijo, ir al gimnasio  2 veces a la semana y salir a correr después del trabajo otras 2 veces más,  yo le dije que no lo veía nada fácil.  Me preguntó ¿por qué le decía eso?, respondiéndole, que ¿cuántas veces lo hacía antes de proponerse esas tareas? la respuesta ya os la imagináis, “Ninguna”. Contesté, por eso te digo que no es tan fácil.

Patricio cayó en lo que yo llamo andar sobre el mapa, se hacen muy rápidas las rutas y siempre lo vemos todo mucho más fácil, subir la montaña es harina de otro costal. Plantearnos hacer cualquier tipo de proyecto, sobre el papel se hace y se consigue  muy bien. La teoría está muy bien, el problema viene cuando tenemos que aplicarlo. Aplicarlo es lo que cuesta, ¿de dónde sacamos la motivación para afrontar nuestros pequeños retos personales?

La motivación viene de 2 maneras, interna, la que sale de mi interior, (yo quiero hacerlo, quiero sentirme bien) o la externa (veras que cara ponen mis colegas gasto la talla 36). Pero la cosa no es nada fácil, si no contamos con un pequeño plan, con objetivos medibles, alcanzables y motivantes. Si Patricio en vez de plantearse hacer 4 veces ejercicio a la semana, se hubiera puesto 1 salida para correr y 1 día de gimnasio, quizás habría tenido éxito. El hacer estos pequeños retos, habría empezado a dejar huella en su salud, y su autoestima, ya que estaba cumpliendo con la agenda prevista. Lo contrario es, que no hacía nada porque le abrumaba tanta obligación, y cada día se sentía culpable por no hacer lo que se estaba proponiendo, con lo que eso supone en la autoestima para cualquier persona.

Si te estás planteando dar un pequeño cambio en tu vida ponte objetivos medibles semanalmente, que sean coherentes con tus posibilidades, y que te sea un reto alcanzable. Luego puedes plantarte objetivos a corto plazo, un mes, manteniendo los semanales, de esta forma será posible que alcances tu meta. Y haciéndolo todo bien igual no consigues lo que te proponías, por lo que no tiene que bajar tu motivación, solo hay que replantearse de nuevo los objetivos y adaptarlos a nuestras verdaderas posibilidades. Tendrás que ajustar lo que verdaderamente puedes hacer cuando empieces con la práctica.

Para conseguir algo en la vida, solo existe el trabajo duro y la perseverancia.

Francisco Beltrán Ortín

Como Conseguir Mover 600 Musculos con un solo ejercicio

Como Conseguir Mover 600 Musculos con un solo ejercicio

Nordic Walking

7 motivos para practicar este deporte

Músculos implicados

1.- El Nordic Walking o CAMINAR CON BASTONES es de largo más efectivo que caminar sin bastones ya que se utilizan unos 600 músculos en el proceso. De ésta forma, el gasto energético es mayor, la tonificación muscular afecta a la gran mayoría de músculos corporales.

2.- Gracias al uso del bastan, las articulaciones inferiores se ven liberadas de una parte importante de su sobrecarga (hasta un 30 % menos que caminado).

3.- Se entrenan la resistencia, la fuerza, la movilidad y la coordinación pero no la velocidad.

4.- Alivia las contracturas en los hombros y en las cervicales.

5.- Es divertido y comunicativo ya que se puede practicar en grupo. El esfuerzo no es máximo y por lo tanto podemos conversar entrecortadamente.

6.- Es económico y practicable en todos los sitios y con todas las condiciones climatológicas.

7. Solo hace falta ropa cómoda, bastones telescopios o fijos, y zapatillas de caminar o footing.

Por todo esto y mucho más el Nordic Walking es aconsejable para todo tipo de personas

Francisco Beltrán Ortín

Ejercicio y deporte a partir de los 35 años

Ejercicio y deporte a partir de los 35 años

Todo el mundo sabe que hay muchos deportistas profesionales que a edades  muy jóvenes como los 30 tiene que dejar la competición, y muchos nos preguntábamos porqué.

He leído en un manual de salud y medicina tradicional oriental, que esto es debido a que nuestro cuerpo ya no se adapta igual al esfuerzo, ya no hay la súper-compensación que se tiene cuando tienes 25 años, si sigues entrenando igual no obtendrás buenos resultados y cada vez estarás en peor forma física aparte de que el cuerpo te pasará factura antes de lo que debería.

Sobre todo en los deportes aeróbicos es hasta perjudicial abusar de ellos, lo ideal a la hora de hacer ejercicio cuando se pasa de los cuarenta es hacer la mitad de lo que seas capaz de hacer, debes de acabar el ejercicio eufórico y con ganas de hacer cosas, estimulado lleno de energía, y no machacado. Con esto conseguirás una mejor forma cada día que pase, y sin darte palizas encontraras una forma que parecía que no volvería.

Espero que cuando decidas hacer algo de ejercicio pienses en esto,  pruébalo lo único que harás es no machacarte.

Ya me contáis como os va la experiencia.

Francisco Beltrán Ortín